Exacto, los vegetales nos hablan. ¿De qué estás hablando Cristina? ¿Te has vuelto loca? Ni por asomo. Os lo explicaré, no os vayáis a pensar que hablo con la comida.

Seguro que os habrán dicho muchas veces: “Hay que comer de todo y muy variado” Muchos creen que basta con comer lechuga y judía verde y cierto es que las verduras en general contienen muchas vitaminas y minerales pero dependerá mucho del color del vegetal para que cambie su aporte de substancias beneficiosas para nuestro organismo.

Pues bien, ¿Qué superpoder nos aporta cada color?

Los vegetales de color verde son ricos en luteína, un potente antioxidante que protege al organismo de los efectos nocivos de los radicas libres. Protege la vista de los efectos dañinos del sol y protege la piel.  Los vegetales de color verde aportan también potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. Estos vegetales son: las judías, las acelgas, las lechugas, la alcachofa, etc…

Los vegetales de color naranja y amarillo son ricos en vitamina C y betacarotenos. Estos ayudan a conservar una buena visión, la piel sana y reforzar el sistema inmunitario. Alimentos como la zanahoria y la calabaza.

Los vegetales de color rojo como el tomate, el pimiento o el rábano son ricos en licopeno que ayuda a mejorar la salud de nuestro corazón y ayudan a reducir el riesgo de cáncer.

Los vegetales de color violeta como la remolacha, la col lombarda y la berenjena contienen fitoquímicos y son vegetales con gran poder antioxidante. Por eso nos ayuda a combatir el envejecimiento y disminuye el riesgo de padecer cáncer.

Y por último, los vegetales de color blanco como las cebollas, los puerros y los ajos son ricos en potasio y fitoquímicos. Estos nos ayudan a bajar la tensión arterial, a prevenir la diabetes y a reducir los niveles de colesterol.

Haz de tu nevera un huerto y empieza a incorporar vegetales que seguro no sueles comer como la col o el rábano ya que serán muy beneficiosos para tu salud y quizás te sorprenden al paladar.

Bienvenid@ a mi querido y muy esperado blog.

Soy Cristina Echevarría, graduada en Nutrición Humana y dietética en la Facultad Blanquerna de la Universidad Ramon Llull de Barcelona.

Este pequeño proyecto surgió por la necesidad de dar un buen servicio personalizado a todas las personas que por algún motivo no pueden acercarse a una consulta y necesitan unas pautas alimentarias acorde con sus necesidades para sentirse en equilibrio consigo mismas.

Tengo comprobado que, para llevar una buena alimentación, que te ayude a sentirte bien y tener la energía necesaria para enfrentarte al día a día, es necesario ser organizado y controlar muchos factores de tu vida: el tiempo, los problemas personales o profesionales, las emociones… hay muchas cosas a tener en cuenta y sé perfectamente que no es fácil.

Por eso, te voy a ayudar a alimentarte correctamente según tu estilo de vida para vivir en equilibrio. Te ayudaré a ganar una vida más saludable y completa. Adquirirás la disciplina necesaria para conseguir sus objetivos de una manera amena, fácil y sencilla.

Si te interesa saber de qué servicios dispongo, puedes verlos aquí.

Muy pronto iré colgando información en mi blog para poder ayudarte a llevar una vida más saludable y para dar a conocer un poquito sobre la alimentación y la nutrición.

¡Espero que me puedas acompañar en mi aventura!

¡Aquí te espero!